El Poder De Las Conversaciones

¿Se han puesto a pensar cuántas conversaciones internas tenemos cada uno durante el día?

Cuántos juicios e ideas nos dan vueltas en la cabeza respecto a una situación y lo más alarmante es ¿cuántos de esos juicios nos los vivimos como si fueran verdad?

Una verdad que puede que nos abra o cierre posibilidades.

Les cuento esto porque les quiero compartir, con un ejemplo, la importancia que tienen nuestras conversaciones respecto a vivir una vida emocionalmente sana.

Las conversaciones son una herramienta muy poderosa, que nos permiten sanar, perdonar, poner límites, hacer pedidos, generar acuerdos, hacer reclamos, entre otras muchas posibilidades.

Hace unos días tuve una fuerte discusión con alguien muy cercano a mí, una discusión en donde apareció mi rabia, donde sentí que algo era injusto, donde luego me vino una profunda tristeza  que hizo que me cuestionara qué estaba perdiendo (recuerdan que en el post anterior les comenté que la tristeza está relacionada con la pérdida de algo).

Mis emociones estaban tan intensas que necesitaba tiempo para calmarme y reflexionar sobre lo qué me estaba pasando, es más, mientras escribo estas líneas sigo en ese proceso de mirarme y escuchar mis emociones.

A raíz de esa discusión me cerré y me alejé. Apareció el resentimiento y en mi cabeza se inició un diálogo interno que parecía nunca acabar. Y me di cuenta que se estaba empezando a generar en mí un sufrimiento innecesario, porque cada día que pasaba yo estaba viviendo mis explicaciones respecto a lo sucedido como si fueran una verdad.

Y aquí es donde saltaron todas mis alertas y me di cuenta que la única manera de parar y reparar esa relación era teniendo una conversación en donde yo podría hablar con la otra persona sobre lo que a mí me pasó y también escucharla.

Esto es muy importante porque más allá del resultado final de esa conversación, el permitirme compartir lo que me pasa (ya sea reclamar, pedir, perdonar, etc.) en vez de guardármelo y vivir en el resentimiento, me permitió generar una posibilidad para empezar a sanar.

Éste es el poder de las conversaciones, son herramientas que nos permiten vivir una vida emocionalmente sana y esto no quiere decir que todas las conversaciones que tengas llegaran a buen puerto, pero al final servirán para que puedas tomar decisiones desde un mejor lugar.

¿Cuántas veces hemos preferido callar y no hablar de lo que nos pasa? Ya sea por flojera, por miedo a la reacción de la otra persona, por no querer incomodar a alguien, por resentimiento, rabia, vergüenza o por muchas otras razones. Al final lo que nos guardamos es lo que nos termina enfermando y las únicas personas que se van a ver realmente afectadas somos nosotros.

En el coaching ontológico existen 4 tipos de conversaciones que nos abren diferentes posibilidades de accionar.

  1. Conversación de Juicios Personales
  2. Conversación para coordinación de acciones
  3. Conversación para futuras conversaciones
  4. Conversación para posibles acciones.

Cada una nos ayuda a hacernos cargo de algo que nos importa, en los siguientes post ahondaré más en ellas.

¿Qué conversaciones tienes pendientes hoy en tu vida? ¿Cuánto dolor podrías sanar a través de ellas? ¿Qué nuevas posibilidades aparecerían en tu vida si tuvieras esas conversaciones?

Si quieres descubrir que conversaciones tienes pendientes o que es lo que no te está permitiendo tenerlas, te invito a que me contactes.

¡Feliz inicio de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s